martes, 20 de mayo de 2014

Marías: Sairam en el espejo. por @rricardorios1


El palindrómico título es mi particular manera de personalizar la destacada participación de las estudiantes universitarias en las recientes jornadas de lucha.

 Sairam -Marías al revés- Rivas presidenta del Centro de Estudiantes de la Escuela de Trabajo Social (CEETS) de la UCV, fue detenida por las tropas del general  Rodríguez Torres en la obra suprema de la malignidad planificada del Ministro: el allanamiento que con nocturnidad perpetró los campamentos de nuestros indignados juveniles.

Sairam, junto con  242 jóvenes más,  fue detenida en medio de un operativo que representó un compendio de arbitrariedades, que solo esa modelo de la estatua de la justicia que dirige la FGR no ve, tal vez porque el pañuelo que le tapa los ojos es rojo.

Sembraron evidencias de todo tipo para inculparlos: drogas en cantidades menos que insignificantes para esa cantidad de jóvenes, una pistola y unos dólares nuevecitos fueron el temible arsenal incautado; subliminal forma cruel del Ministro de decir que a Maduro se le tumba con poca cosa. Fue una acusación colectiva, la droga no pertenece a nadie ni la pistola tampoco, después de reseñados soltaron a muchos de esos jóvenes, empezando por los  menores; pero a Sairam la dejaron presa.

Una fina operación le permitió, a lo que a falta de mejores términos llamamos  justicia,  encontrar causas para dejar a Sairam detenida y sin visitas.  Yo sé una porque soy cómplice. Cuando era director de OBE-UCV se me acercó esa niña, de 17 años entonces,  para preguntarme por las providencias estudiantiles, desconocía el término, porque ella iba a sacar a la banda de Kevin Ávila del CEETS.  Me impresionó su arrojo porque confesó que le daba miedo. No dudo que Sairam está presa por eso porque, más que un gobierno, esto es un colectivo de vengativos. 
El pasado 14-05-14 detuvieron a 105 muchachos en una marcha de pacífica para aburrida, soltando a las mujeres y a los menores  después de la consabida ración de sevicia y odio de la GNB. Este uso adaptativo de las leyes ha estado presente en todas las salvajes acciones contra el ejercicio del legítimo derecho a la protesta de la población, está claro que quieren asustar, amedrentar. Ninguna de las liberadas les mostró miedo y si mucho coraje, las Marías en el espejo de Sairam.  No hay cárcel para tanta gente. “Nuestros sueños no caben en sus celdas” rezaba una pancarta ese día.  Sairam, desde el SEBIN, nos manda mensajes por las rendijas de la prisión: que continuemos la lucha y le mandemos libros.  “Estudiar y luchar y la patria liberar” me llegó a la cabeza inmediatamente. 

Toda acción reclama reflexión, no se le puede seguir sirviendo la vanguardia del movimiento estudiantil en bandeja de plata a la represión, hay que conectarse más con los obreros que hacían cola para comprar aceite a dos cuadras de la redada. El gobierno muestra sus miedos al reprimir. Le temen a que María, bondad y valor, esté de nuestro lado. Dios te salve, María. LIBEREN A SAIRAM.


@rricardorios1


1 comentario:

  1. liberen a esa niña... esbirros chabestias

    ResponderEliminar