miércoles, 26 de noviembre de 2014

¡MADRUGONAZO BÁRBARO!

Una vez más ha ocurrido el terrible duelo entre la inteligencia y la barbarie y como bien apuntó Voltaire, la civilización no suprime la barbarie, sino que la perfecciona. En este momento en Venezuela se expresa una brutalidad primitiva contra la inteligencia, la sinrazón de la oscuridad contra el conocimiento. Hemos venido observando, en estos últimos ya casi 16 años de gobierno revolucionario del siglo XXI, lo que ha sucedido con las instituciones educativas públicas y privadas, las universidades públicas y privadas, y actualmente con uno de los buques insignia del conocimiento y la investigación científica, tecnológica y social, como lo es el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC). La perversidad convertida en gobierno le teme a la inteligencia, la ve de soslayo, y cuando se enfrenta a ella, al no poseer argumentos razonables persuasivos, la ataca con el único recurso que poseen los bárbaros, el madrugonazo, la calumnia, la mentira, la arbitrariedad, la instalación de la mediocridad y el abuso de poder en cualquiera de sus formas.

El 18 de noviembre de este año, la plenaria de la Asamblea Nacional aprobó en primera discusión el proyecto de reforma de la Ley del IVIC, sin conocimiento ni discusión previa con sus autoridades y la comunidad del instituto y,  por supuesto,  mucho menos con el resto de la sociedad, inclusive no se conoce de quien fue la idea ni quien la elaboró. Para perlas bastan unas pocas: en el nuevo proyecto, eliminan de un plumazo el capítulo dedicado a  los miembros honorarios y eméritos del instituto así como todo lo relacionado con las jubilaciones del personal; ignora la estructura académica, eliminan la consulta a la comunidad para la escogencia del director, prescinden de la comisión clasificadora, que  sobre la base de méritos académicos, opina sobre la ubicación y ascenso del personal académico; sustituye la asamblea de investigadores,  por una asamblea general tumultuaria; guarda silencio sobre los derechos adquiridos por todos los trabajadores y amenaza al personal científico, para obviamente acallar cualquier disidencia o protesta.
El  IVIC, tiene como objeto la investigación básica y aplicada en las diversas ramas de la biología, medicina, física, química y desarrollos tecnológicos, para el nuevo instituto no se especifican las áreas de conocimiento. Han declarado disolver el IVIC, derogar todo su basamento legal y crear una institución nueva -el IVECIT (usufructuando terrenos, instalaciones y bienes intelectuales y físicos del IVIC) que haga que “…la ciencia no esté encerrada en laboratorios, se permitirá que el pueblo y las comunidades construyan permanentemente elementos tecnológicos para la transformación del país. Con esta nueva ley se democratizará toda la ciencia que se produzca, que es la ciencia al servicio del pueblo, la liberación y la soberanía de la patria.”

Es de ilusos o de una ignorancia muy osada pretender que los complejos problemas que el país confronta en este siglo XXI van a ser resueltos artesanal o ideológicamente ignorando los importantes desarrollos de informática, biotecnología, nanotecnología, miniaturización y robótica, entre muchos otros campos manejados dentro de las sociedades del conocimiento. Definitivamente no se entiende el valor del conocimiento en nuestra sociedad actual, al poner en riesgo nuestro patrimonio científico y talento humano. Por eso nos hacemos eco de lo declarado por Benjamín Scharifker, Rector de la UNIMET: “…de allí [IVIC] han surgido investigaciones del más alto nivel, degradarlo es un despropósito. Es una institución esencial para el desarrollo del país.”

Una breve semblanza a cuentagotas del IVIC es necesaria, para enfrentar esta sinrazón gubernamental. El IVIC nació hace 55 años con la democracia para hacer ciencia de calidad y desarrollar conocimiento útil para todos los venezolanos y el resto de la humanidad,  situado en Altos de Pipe a 1672 msnm, equidistante entre Caracas y Los Teques. Sus terrenos ocupan 832 Has. de bosque y sus instalaciones ostentan la colección de esculturas de exterior más importante del país. Por sus condiciones para el trabajo y el estudio, su clima con una saludable protección ambiental, reúne las condiciones de una “ciudad para la ciencia”. Del IVIC nacieron el INTEVEP, la Fundación Instituto de Ingeniería y el IDEA. La Biblioteca Marcel Roche es la más completa que existe en América Latina en ciencia y tecnología con mas de 60.000 libros y 4.000 publicaciones periódicas científicas y técnicas, ofrece acceso a más de 11000 revistas electrónicas y 100 bases de datos científicas y tecnológicas. Actualmente tiene más de 45 convenios de cooperación científica y técnica a nivel nacional e internacional y sus investigadores, a lo largo de la historia, han recibido merecidos premios nacionales e internacionales por su excelente labor.

El IVIC desarrolla tres tipos de actividades: a) investigación básica, orientada y aplicada en 58 laboratorios distribuídos en 6 centros y 4 departamentos, siendo además sede de 3 centros internacionales de investigación. Sus investigadores han producido varios miles de publicaciones de alto nivel y desarrollos tecnológicos de alto impacto; b) formación de talento humano de alto nivel a través de programas formales de postgrado para optar a título de Magister Scientiarum y Philosophus Scientiarum, pasantías de profesionales, técnicos y estudiantes de pre y postgrado adscritos a los laboratorios de investigación y cursos cortos de alto nivel de especialización. Estas actividades están coordinadas por el Centro de Estudios Avanzados, que ya ha brindado enseñanza a más de 700 estudiantes de postgrado, más de 1000 estudiantes visitantes y asistentes de pregrado y mas de 900 estudiantes entre tesistas de pregrado, estudiantes y profesionales en entrenamiento; y c) prestación de servicios y asesorías y desarrollo de nuevas tecnologías, coordinados por el Centro Tecnológico. Tiene también a Quimbiotec, C.A (planta de fraccionamiento de plasma sanguíneo).

Por todas estas razones es que consideramos bárbara esta decisión, aún incompleta, de la Asamblea Nacional de defenestrar la ciencia y el desarrollo tecnológico, destruyendo una institución como el IVIC, que necesita de gran apoyo para sus investigadores y personal, quienes al igual que nuestros profesores universitarios, devengan sueldos de hambre, no obstante dedicar horas de estudio y esfuerzo, pero sin contar con las condiciones académicas mínimas,  debido a la ignorancia de una clase política que día a día recorta más y más los ya miserables presupuestos para la academia y el desarrollo necesario de nuestros posibles talentos jóvenes en un futuro por demás incierto. Lo que parecería sensato para un gobierno innovador es que debieran incrementar estímulos y recursos para retomar la senda del mejoramiento y la mayor productividad del IVIC y todo su personal.

domingo, 19 de octubre de 2014

El ahorro de divisas por @LuisAngaritaEEI

El comercio internacional ha crecido en importancia para todas las naciones, sobre todo desde la segunda mitad del siglo XX, y particularmente en el avance del siglo XXI. La mayoría de los países anclan su modelo de desarrollo económico a partir de su participación en el comercio mundial.

Pero la participación en el comercio prevé grandes retos para todos los países, y su posición frente a él no siempre ha sido armónica. Ante el creciente volumen de intercambio de mercancías, la postura de los países para facilitar el intercambio ha variado y responde principalmente a la posibilidad de generar ingresos externos en forma de divisas, por un lado, y, la facilidad de acceder a bienes baratos que satisfagan las necesidades internas, por el otro.

Esta relación entre ingresos y egresos ha sido uno de los principales temas para los países en vías de desarrollo ya que presentan poca flexibilidad en la oferta de productos y servicios que pueden generar entradas externas en forma de divisas, y presentan necesidades crecientes para cada una de sus poblaciones, de allí que le tendencia moderna de los modelos de desarrollo apunten a la diversificación de la producción nacional.

En el pasado, diversos modelos han respondido a esta posición de equilibrio externo. Por ejemplo, el modelo de sustitución de importaciones apostaba al ahorro de divisas que se generaba al crear una industria que compitiera con el producto importado. En otras ocasiones, la apertura comercial ofrecía la oportunidad de crear más  producción nacional que permitiera ingresar a los mercados internacionales y así generar una mayor entrada de recursos externos.

Por otro lado, en épocas de crisis, la  necesidad de ahorro de divisas se ha hecho presente en momentos como el de crisis de deuda externa latinoamericana de los ochenta, forzando a los países a hacer uso de mecanismos alternos de pagos (ALADI), debido fundamentalmente a la escasez de recursos que facilitan el comercio internacional.

En la actualidad, en el país se presenta una situación delicada en cuanto a su balance externo ya que, desde hace por lo menos 6 años, se han implementado medidas de restricción en la asignación de divisas que permitan un ahorro externo; en un escenario donde los ingresos (originados fundamentalmente por la industria petrolera) no han crecido, en contraposición con las necesidades crecientes de bienes importados, (relativamente más baratos que la mercancía nacional). Dicha restricción la evidenciamos en medidas como la reducción de licencias de importación de carros,  las de certificación de “Producción Nacional Insuficiente” o de “No Producción Nacional”, y más recientemente en la reducción de pagos y morosidad con proveedores externos en áreas de alimentación turismo y medicinas entre otros.

En tiempos de crisis externas de Balanza de Pagos, se hace una vez más presente la necesidad de ahorro de divisas, y este ahorro debe observar el criterio de priorizar el gasto que se le asigna a cada una de las divisas otorgadas. Uno de los principales criterios que debe obedecer es la posibilidad de crear mayores capacidades en el futuro de generar una producción nacional con capacidad de competir en el mercado internacional, y apostar por la educación siempre ha sido una estrategia de desarrollo plausible para muchas naciones. La reducción de recursos a los investigadores de las universidades va en contrasentido a este criterio tan importante para el progreso de la nación.


Luis Angarita

luisangarital@gmail.com

viernes, 10 de octubre de 2014

Brisas de Cambio por Alberto Lovera

E l contundente triunfo de la unidad democrática en las elecciones del Colegio de Ingenieros, Arquitectos y afines, reafirma el cambio en la correlación de fuerzas sociales y políticas que se ha venido operando en nuestro país. Los agremiados no sólo ratificaron la actual conducción en la directiva nacional en una proporción (70%-30%) inobjetable, sino que además de revalidar esta corriente en los centros regionales del CIV, avanzó significativamente para entregarle la dirección a las fuerzas democráticas en la casi totalidad de ellas.

Estas elecciones tienen gran trascendencia en las luchas democráticas de nuestro país, y enorme impacto respecto a las jornadas electorales parlamentarias por venir. El enorme despliegue del aparato gubernamental y oficialista que intentó en vano producir una reversión del predominio de las fuerzas democráticas en uno de los gremios de mayor importancia y tradición, muestra que además de una elección gremial, fue un evento donde se ponía a prueba la consistencia de una óptica que, respetando la diversidad, ha reivindicado la necesaria autonomía que estas organizaciones deben mostrar para cumplir su papel de defensa de los intereses de sus agremiados, además del rol que el CIV tiene como ente de orientación técnica y profesional frente a los problemas nacionales en su área de competencia.

Venciendo con tesón e inteligencia todos los obstáculos que el poder central fue colocando para la elección de las autoridades del CIV, el gremio logró que finalmente se pudiera convocar la jornada comicial. Fue capaz de derrotar y neutralizar todas las presiones que pretendían convertir al Colegio en un apéndice del gobierno como, sin el menor disimulo, plantearon los voceros oficialistas. Este propósito de desnaturalización del gremio fue igualmente impedido.

Las elecciones del CIV muestran que los sectores medios profesionales han tomado nota del deterioro de las condiciones de vida y de trabajo a que han venido siendo sometidos por el gobierno, que al unísono ha menospreciado las capacidades y experiencia nacionales, privilegiando a empresas extranjeras.

Una nueva muestra de las brisas de cambio que venciendo todos los obstáculos van convirtiendo esta nueva mayoría de sectores medios y populares en la base social de un cambio de rumbo que, haciendo uso de los instrumentos constitucionales, pacíficos y electorales, cierre este capítulo de la vida nacional que de esperanza se transformó en frustración y fracaso, para dar paso a un nuevo camino de bienestar.

miércoles, 1 de octubre de 2014

NÚCLEO DE LOS COORDINADORES DE LOS CONSEJOS DE DESARROLLO CIENTÍFICO, HUMANÍSTICO Y TECNOLÓGICO (CDCHT) Y EQUIVALENTES

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA, CIENCIA, TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN
CONSEJO NACIONAL DE UNIVERSIDADES
El NÚCLEO DE LOS COORDINADORES DE LOS CONSEJOS DE DESARROLLO CIENTÍFICO, HUMANÍSTICO Y TECNOLÓGICO (CDCHT) Y EQUIVALENTES
Declaración de Maracaibo sobre la situación de las Revistas Científicas venezolanas:
Reunidos en la ciudad de Maracaibo, en la sede de la Universidad Rafael Belloso Chacín (URBE), el día 17 de julio de 2014, 

Considerando:
1. La caída estrepitosa en la productividad científica y tecnológica en Venezuela, evidenciada en el descenso anual en el número de publicaciones científicas y de patentes registradas.
2. Que las asignaciones presupuestarias del gobierno son insuficientes, lo que dificulta el financiamiento de las revistas científicas venezolanas.
3. Que La ciencia, para ser visible, tiene que estar publicada y la revista científica constituye uno de los eslabones de la cadena que permite dar visibilidad a la investigación. La publicación científica muestra el potencial de productividad científica (académica) de los resultados de investigación y es el mecanismo más idóneo para medir la productividad científica.
4. Que desde el año 2009 fue suspendido el programa de evaluación y cofinanciamiento de revistas científicas venezolanas que desarrollaba el FONACIT, programa que tuvo 22 años de experiencia. La suspensión del programa de financiamiento de Revistas Científicas agravó la situación pues ocasionó la falta de cumplimiento de la periodicidad de las revistas nacionales y su exclusión de índices reconocidos. Hoy, cerca del 90% de las revistas científicas nacionales tienen más de un año de atraso en su publicación.
5. Que la mayoría de las revistas científicas venezolanas son publicadas en formato en papel y que su costo está aumentando, mientras que los insumos que requieren las editoriales son escasos.
6. Que para la difusión y divulgación de los resultados de la investigación es vital que las revistas sean indizadas, tanto en índices generales como especializados.
7. Que es necesario fomentar y financiar el desarrollo de repositorios institucionales universitarios de acceso libre, en el cual se puedan poner a disposición de la humanidad las publicaciones científicas nacionales. 

Acuerda:
1. Solicitar al Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología (MPPEUCT), al Fondo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (FONACIT) y al Observatorio Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (ONCTI) el restablecimiento del programa de evaluación y financiamiento de revistas científicas nacionales, acorde con las necesidades actuales.
2. Exigir la formulación y ejecución de una auténtica política nacional de apoyo a la difusión de resultados de la investigación, que incluya la profesionalización y reconocimiento del trabajo editorial la formación gerencial en revistas científicas para editores.
3. Respaldar la labor que ha venido realizando Revencyt ULA y avalar su condición de Índice Nacional de revistas científicas, dado que evalúa, registra, clasifica y contiene las principales revistas de ciencia y tecnología publicadas en Venezuela.
4. Apoyar a las Universidades nacionales en la creación de un mecanismo de evaluación de nuestras revistas, lo que debe conducir a desarrollar el "Observatorio Nacional de Publicaciones Científicas Periódicas"
5. Respaldar la publicación de las revistas en formato electrónico, en paralelo con la publicación en papel, para darle mayor difusión y disminuir los costos de publicación.
6. Recomendar al MPPEUCT y a las universidades nacionales la creación y puesta en funcionamiento de repositorios institucionales universitarios, de libre acceso, que sirvan para almacenar y darle visibilidad, tanto en el país como en el mundo, a las publicaciones científicas nacionales. 

Prof. Alejandro A. Gutiérrez S. (ULA) Prof. Roberto Réquiz (UNIMET)
Coordinador saliente del Núcleo Secretario saliente del Núcleo
de los CDCHT y Equivalentes de los CDCHT y Equivalentes
Prof. Moraima Esteves (UPEL) Prof. José Luis Da Silva (UCAB)
Nueva Coordinadora del Núcleo Nuevo Secretario del Núcleo
de los CDCHT y Equivalentes de los CDCHT y Equivalentes

sábado, 27 de septiembre de 2014

La respuesta de la Universidad de Harvard a Maduro en apoyo a Ricardo Hausmann

La Universidad de Harvard por medio de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy, publicó un comunicado firmado por el Rector de la Universidad, Alan Garber y el director de la Escuela Kennedy, David T. Ellwood, donde “defienden enérgicamente el derecho de cualquier miembro de la facultad de comunicar sus puntos de vista”.
Dicho comunicado responde a que hace varios días Ricardo Hausmann publicara un artículo, junto al también economista venezolano, Miguel Ángel Santos, en el que hablaba de Venezuela y la deuda externa: “Should Venezuela Default?” (¿Hará default Venezuela?), el presidente Nicolás Maduro mando a investigar y a ejercer acciones legales contra él.

Declaración en apoyo al profesor de la Escuela Kennedy de Harvard, Ricardo Hausmann
Estamos de pie dándole un fuerte apoyo a la libertad del profesor Ricardo Hausmann de la Escuela Kennedy de Harvard de expresar sus puntos de vista en el ámbito público, donde otros tienen la libertad de cuestionar y debatir los méritos de sus argumentos. Los temas más importantes que cualquier nación enfrenta son a menudo objeto de gran controversia, así como de un gran interés. Sin la oportunidad de escuchar una serie de opiniones sobre estas cuestiones, tanto la comprensión del público como la calidad de las decisiones sufren. Es por eso que estamos profundamente preocupados por los reportes que indican que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha dado instrucciones a su Ministro de Justicia y a la Fiscalía para que tomen acciones en contra del profesor Hausmann por expresar su opinión sobre asuntos que son objeto de debate público. Sea cual sea su intención, tales tácticas intimidan y pueden reprimir la expresión de las ideas disidentes. HKS y la Universidad de Harvard defienden enérgicamente el derecho de cualquier miembro de la facultad de comunicar sus puntos de vista. Es en el intercambio abierto de opiniones e ideas que las personas y las naciones pueden aprender y prosperar.


viernes, 26 de septiembre de 2014

El Colegio de Ingenieros en la mira por Alberto Lovera

El viernes 3 octubre se celebran las elecciones del Colegio de Ingenieros, Arquitectos y afines (CIV) para sus autoridades nacionales y regionales. Como suele suceder en los tiempos que corren en nuestro país, un hecho que debería ser ordinario se transforma enextraordinario. La presión del gobierno, incluidos los pronunciamientos del propioPresidente de la República, tratando de modificar la voluntad mayoritaria de los más de 200.000 agremiados en todo el país, hacen que una competencia electoral se transforme en un hecho de importancia política. 

Como ha sido su costumbre el régimen actual quiere someter a todas las instituciones y ciudadanos a sus designios. No lo ha logrado con el CIV por la tenacidad y voluntad mayoritaria de sus agremiados, quienes han defendido la autonomía de ese gremio, donde conviven y trabajan, hay que decirlo, todas las corrientes de opinión de nuestro país. 

Una cosa es el legítimo derecho que tienen todos de plantear sus diferentes ópticas y programas para la conducción del CIV, otra muy distinta que el gobierno y el Estado coloquen todos sus recursos y presiones para intentar modificar la actual correlación de fuerzas en ese gremio. Se percibe que la plancha de la unidad democrática, plancha siete (7), que preside el Ing. 

Enzo Betancourt, no se confronta con otra de orientación oficialista, sino al intento de avasallamiento de todo el poder gubernamental, que pretende someter a esa organización a sus planes de la forma que nos tiene acostumbrados: con la imposición y la negación dela pluralidad. 

El resultado de las elecciones del CIV adquiere una gran importancia política. Un nuevo triunfo de las fuerzas democráticas ratificaría, también ese ámbito, el anhelo y la necesidad de una rectificación del rumbo político y económico de nuestro país. Pero no sólo eso, es la defensa de la necesaria autonomía y pluralidad que debe imperar en los gremios, al contrario de lo que pretenden los actuales inquilinos del poder, que es colocarlos como herramienta sumisa a sus deseos de perpetuarse en él. 

La reconstrucción democrática de nuestro país requiere de gremios fuertes y responsables, comprometidos con las necesidades nacionales y no las de una secta excluyente. A todos los profesionales, cualquiera sea su opción política, les conviene un CIV con voz propia, solidez institucional y un clima de respeto a la pluralidad de las opiniones. No es eso lo que quiere el gobierno, que no concibe sino gremios sometidos y sumisos. Los electores del CIV tienen en sus manos evitar que esta institución sea desnaturalizada y pierda su misión al servicio de nuestro país y de todos los venezolanos. 

De la elección del CIV estamos todos pendientes, agremiados o no, no sólo porqueaspiramos la ratificación de su conducción democrática, sino porque sería una nuevaseñal del avance de las fuerzas que con voluntad y trabajo tesonero aspira un paíspróspero donde quepamos todos, sin exclusiones ni imposiciones.

@teclalegre



lunes, 15 de septiembre de 2014

El Ministerio del Ambiente una institución para la Venezuela Sustentable posible

El anuncio presidencial del pasado 2 de Febrero de subordinar el Ministerio del Ambiente al Ministerio de la Vivienda y Hábitat y  el cambio del termino “Ambiente” por “Ecosocialismo”, de concretarse constituiría un colapso para la  gestión ambiental en Venezuela. Si bien nunca se  estuvo del todo satisfecho con el desempeño del Ministerio del Ambiente desde su propia creación en el año 1977 y siempre se exigió más, de ponerse el ejecútese  al Ministerio de Vivienda, Hábitat y Ecosocialismo el mandato ambiental del país se vería  gravemente  trastocado especialmente  por:

1 La reducción  de la acción ambiental del Estado a un ámbito absolutamente parcial y sectorial, en abierta contradicción  con el comprobado carácter transversal de una temática con implicaciones para las distintas actividades humanas: sociales, económicas, educativas, culturales, científico-técnica.

2 La imposibilidad que al subnivel de Vice-Ministerio se puedan dar respuestas cabales   a  las complejas obligaciones nacionales e internacionales establecidas en el  robusto y ramificado  cuerpo legislativo ambiental que se  ha venido construyendo especialmente  desde la creación del Ministerio del Ambiente. La normativa ambiental venezolana ha sido concebida en el entendido que la máxima autoridad ambiental se ejerce en el país desde un Despacho del más  alto nivel jerárquico en la toma de decisiones.  

3 El debilitamiento de la fundamentación científico-técnica de la gestión ambiental nacional  al supeditar  al  muy brumoso y errático  Ecosocialismo,  las orientaciones mundialmente cotejadas y aceptadas  que se derivaron primero del  Ecodesarrollo –refrendado en la Cumbre sobre el Medio Ambiente Humano  organizada por la ONU en  Estocolmo, 1972- y posteriormente por  el desarrollo sostenible –  acogido en la Cumbre sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo ONU  de Río de Janeiro,  1992-,  propuesta alternativa esta  que en Venezuela tiene rango constitucional- 

Ante estos retrocesos ya diversas organizaciones de la sociedad civil ambientalista  han  planteando diversas acciones para intentar revertir democráticamente  la inconveniente decisión presidencial  a ejecutarse  el próximo mes de Enero. En Confianza UCV esperamos que con el reinicio de actividades las Universidades se adhieran a estas iniciativas, y  de manera especial llamamos a la incorporación decidida de los profesores  que conforman  la comunidad del conocimiento ambiental en la UCV- Institución con logros académicos en este campo inclusive antes de la creación del Ministerio del Ambiente- en esta lucha por el restablecimiento del arreglo institucional necesario para responder  a las obligaciones intergeneracionales que el Estado Venezolano  ha asumido con el desarrollo sustentable del país y del Planeta.


martes, 9 de septiembre de 2014

El temblaíto por @rricardorios1


Vista la cantidad de comentarios que generó, como que el sacudón fue bastante más que los enroques que acostumbraba hacer el anterior presidente.  Parece un pacto de gobernabilidad, tanto en el partido como en el gobierno, guiado por la filosofía de Lee Iacoca el salvador de la Chrysler: crear tantas vicepresidencias como aspirantes a la presidencia haya.

En “Crítica, lealtad y PDVSA”(TC 01-01-14) describíamos el pleito en el gobierno como una confrontación entre el Ejecutivo y PDVSA. Todo indica que el otrora todo poderoso Rafael Ramírez perdió este round por puntos.  Pasar de ser el ministro de Finanzas que más dinero manejó desde Gómez a canciller del canciller de Chávez, es un despido indirecto por desmejoramiento de sus condiciones laborales. Como todo Zar, Ramírez debe tener sus Romanov preparando el retorno, veremos hasta dónde llegará la degollina burocrática.

Jaua obtuvo el Ministerio para ganar las elecciones en Miranda. Capriles ganó dos veces porque supo navegar en las divididas aguas del PSUV, ahora se unieron las facciones y tal vez acordaron que ninguna se abstendrá esta vez.

La Familia, qué horror que esta definición se corresponda con la realidad, avanzó notablemente aunque con muchos contrapesos. Veremos si Arreaza es un superevicepresidente ejecutivo o un sexto vicepresidente encargado del Cencoex. La salida de María Gabriela fue el precio que pagaron.
Diosdado se reafirma como copresidente, no hay acto de Maduro sin él. El partido militar de Ameliach se adueñó de las finanzas públicas y resucitaron a Merentes.

Los maduristas preservaron sus puestos,  pero no es poca cosa que tengan al presidente y futuro candidato.  La rebelión de las bases piensan callarlas con unos consejos comunales en Miraflores, nombrados por Maduro, muy cercanos a la idea del estado corporativo fascista.

La fusión de ministerios no obedeció a ningún plan de reorientación de las políticas públicas, sino a la lógica de los equilibrios. Se cometieron exabruptos de  variados calibres. Al exasesor del Che no le duele que Venezuela haya sido el pionero en la creación de ministerios del Ambiente en el mundo, ni que la CRBV esté repleta de menciones al respecto.

La decepción fue grande en los sectores empresariales y entre los afectos s la Marea Socialista, por las mismas razones: cero medidas con respecto al régimen cambiario, la corrupción, la inflación, la escasez y el comercio exterior. En la MUD no hubo mayores sorpresas, saben que la reorientación económica del país requiere de un nuevo gobierno y coinciden con Maduro en que no habrá cambios en las líneas maestras, si eso existe, de la política oficial.

Afuera sigue el país cayéndose a pedacitos, con más muertos por asesinatos que la epidemia de ébola en el mismo período, las medicinas más elementales ausentes y pare de contar. Maduro compró tiempo, apuntó al gradualismo y negoció a lo rudo. La terca realidad nos aclarará si esto es un acuerdo de estabilidad o un pacto de subsistencia.


@rricardoríos1

martes, 17 de junio de 2014

KO a KA en la UCV por @rricardorios1


Hay un pecado que la liturgia ucevista no perdona: hablar bien de sus autoridades. A contrapelo del refrán, la orden es: desde con el pétalo de una rosa. Una forma de expiarlo es sacar la lista de críticas que uno a diario hace contra sus conductores, entre los cuales me cuento ya que pertenezco a su CU, cosa que no haré. 

El estudiante chavista Kevin Ávila, expulsado por violento de la UCV con sentencia ratificada en varios tribunales (¡así será el caso!), denunció a la rectora Cecilia García-Arocha de promover la violencia en la UCV el 0304-14. "Guarimbera" apareció en los medios de fusilamiento mediáticos del gobierno buscando crear la matriz de opinión que la condene antes de un posible juicio. 

KA está en múltiples fotos al lado de los que cometieron el acto atroz de desnudar a un estudiante, pretendiendo humillar al movimiento de protesta que recorre al país desde hace 120 días. 

Encabezó las tropas de asalto que grupos paramilitares perpetraron contra la observación electoral, autorizada por el CNE, que hacía la Asamblea de Educación en la sede de la APUCV. Esto fue grabado por las cámaras de seguridad y denunciado ante la ley sin respuesta alguna. 

Tampoco han recibido la menor atención policial las denuncias de las 92 agresiones, claramente terroristas, de las que ha sido objeto la UCV durante la gestión de la doctora García-Arocha,enfrentadas con particular gallardía, he aquí el pecado. 

Sairam Rivas, valiente estudiante de Trabajo Social de la UCV, ganó claramente las elecciones en su Centro de Estudiantes al grupo de KA. 

No encuentro otra razón por la que ella específicamente esté sometida a un régimen de prisión, sin sol ni visitas, en el SEBIN. 

KA es un funcionario del MPPEU que goza del más amplio rechazo en el seno de los estudiantes universitarios, incluidos los chavistas: llegó de último en las pasadas elecciones a la FCU,detrás de otra plancha oficialista. Recibió una "asignación directa" grande para el funcionamiento del Comedor Universitario, sin rendición de cuentas conocida. Un día saboteó unas pruebas acumuladas para enfrentar robos en el comedor, fue usado como tonto útil por los forajidos. Esa tarde fue catalogado de héroe juvenil, causando estupor en el seno del gobierno: las vainas que nos echa Hugo, dijeron con resignación. 

El gobierno creyó erradamente que esta nueva persecución contra una dirigente que no lo apoya iba a ocasionar una crisis de pánico. El PSUV, con su misógina política represiva, no acaba de entender las lecciones recibidas en las alcaldías de Maracaibo, San Cristóbal, Córdoba o San Diego, entre otras. 

Ese portento de hombre nuevo, amparado en una complicidad maloliente en la AN, recibió otro KO. El jueves 12, el desprecio machista de los militaristas del régimen hacia las instituciones dirigidas por mujeres quedó al desnudo. La UCV es femenina, es nuestra Alma Mater, la Casa que Vence las Sombras, es la ternura derrotando al odio. Mejor dejen quieto lo que está quieto. 


Ricardo Rios



lunes, 2 de junio de 2014

Una Política Comercial activa por @LuisAngaritaEEI


La inserción de un país en la economía mundial ha sido la tendencia más clara y evidente que se ha practicado como estrategia de desarrollo, tanto en los últimos dos siglos, como en los actuales momentos de las relaciones internacionales y, la actitud que cada Estado tenga frente al comercio internacional, es de vital importancia para que dicha inclusión pueda tener un resultado fructífero. 

Si bien es cierto que en el debate entre el proteccionismo y el libre comercio podemos encontrar una fuerte tendencia a demostrar las virtudes del segundo y las deficiencias del primero, sobre todo en el mundo académico, también es claro que los grandes procesos de industrialización y de desarrollo de los países han venido acompañados de medidas proteccionistas, que coloquen en mejor posición de competencia, a la industria nacional. Así, la conocida Revolución Industrial ocurrida en Inglaterra en el S. XIX, que se desarrolló en un contexto de auge de la teoría del libre comercio, vino acompañada de medidas altamente proteccionistas, conocidas como las “leyes de los cereales”.

Más adelante, en el proceso de industrialización de América Latina, el crecimiento de las distintas industrias ocurrida entre los 50 y los 80, también estuvo conducida por una política comercial altamente proteccionista, que sustituía las importaciones por bienes elaborados de la industria nacional. Esto trajo consigo un duro aprendizaje: alejarse de la participación de los mercados mundiales, condenándola al rezago tecnológico y de productividad.

Por otra parte, en el proceso de desarrollo tecnológico del sudeste asiático, el diseño de las estrategias comerciales tuvo como clara orientación, la participación activa en los mercados mundiales, permitiéndose así, evaluar la calidad de sus procesos industriales y tecnológicos. De esta manera, si un país lograba exportar un bien, era producto de un proceso de innovación y de competitividad adquirida bajo un proceso de protección comercial que permitía el crecimiento y madurez de nuevas industrias, asociado con un adecuado criterio de desempeño y de calidad. 

En el caso venezolano, si bien hubo un proceso de industrialización, su sesgo antiexportador impidió la correcta inclusión de bienes “Hecho En Venezuela”, capaz de lograr un crecimiento de las exportaciones de bienes no petroleros e impulsar la producción nacional. A pesar del esfuerzo de apertura de los 90,  en los últimos 15 años se han acumulado las condiciones como para desestimular cualquier iniciativa nacional a favor de la importación de bienes y servicios.

En los actuales momentos, donde las condiciones para la producción nacional son precarias, y donde se expone desde los distintos sectores la necesidad de crear las escenarios que favorezcan a la reactivación del aparato productivo nacional, se hace necesaria la definición de una política comercial que, como política pública, armonice las distintas áreas de la economía nacional (monetaria, cambiaria, fiscal), y estimulen procesos de creación e innovación que impulsen la fabricación de bienes con criterios de productividad y competitividad internacional, ya que en la inclusión del país en la economía mundial ofrece las mejores oportunidades de progreso. Si el gobierno no atiende estos criterios, probablemente corra el riesgo de alejarse de las tendencias mundiales de comercio, con un alto costo para el desarrollo nacional.

Luis Angarita.

lunes, 26 de mayo de 2014

CARTA ABIERTA AL PROFESOR JUAN JOSÉ PÉREZ RANCEL por el Prof. Luis Millán.


Estimado y respetado Prof. Juan José Pérez Rancel, amigo

He leído con mucho detenimiento su comunicación circulada por la red, tituladaBLACK –OUT  en le FAU  y no pude satisfacer su pedido de que no nos diésemos por aludidos ante lo que Ud. mismo califica de “agresividad”, con demanda de perdones incluida. Y, francamente, he llegado a la conclusión de que la misma está atravesada por una evidente contradicción; porque, ciertamente, esa denominación con la cual Ud. de manera desproporcionada, pretende calificar los esfuerzos que hemos hecho por mantener abierta y activa la FAU y la UCV, es aplicable con exactitud a su propia comunicación. Ella es en sí misma un intento por construir un Black-Out, porque pretende ponerle una máscara a lo que ocurre aquí para desvirtuarlo y descalificarlo.

Estimado profesor, la vuelta a clases –sin comillas-, en las circunstancias precarias de los últimos años,  y que ahora se agravan al extremo, no le hace un favor al oficialismo, como Ud, lo sugiere; porque el régimen se frotaría las manos si aquí cerramos puertas para irnos a la calle. Esa “bandejita de plata” no pasaría desapercibida, ni sería desaprovechada por este elenco del poder absoluto, dado sus claros objetivos de ver liquidada a la Universidad Autónoma venezolana. Se pueden hacer las dos cosas y es necesario hacer más de tres. El panorama que nos acogota es tan complicado que merece crear estrategias mucho más complejas que la de “dejemos esto y vamos a la calle”. No, hay que hacer esto, aquello  y lo otro también. En mis tiempos de estudiante, cuando se luchaba por más democracia, contra un gobierno que no era tanto, teníamos un lema que bien vale hoy: “ESTUDIAR Y LUCHAR”: No era lo uno o lo otro, eran ambas cosas. Y ante el valor de los compromisos y consciencia, cada quien asumía su responsabilidad.

La vuelta a clases –de nuevo sin comillas-, en las circunstancias que sean,  no puede ser considerado como un acto indigno, tal como Ud lo califica. No existe un acto humano más digno y hermoso que intentar enseñar y aprender, al otro y del otro, al mismo tiempo; sean cuales fueren las circunstancias –insisto-. Aquí no se ha hecho ni se hará, jamás, caso omiso de lo que está pasando en la calle. La crueldad de este régimen ante la incuestionablemente valerosa actitud de nuestros estudiantes es un acontecimiento inocultable que nos conmueve y merece nuestra conciencia y coraje activos las 24 horas del día de todos los días.  Creer lo contrario es desvalorizar la misión ciudadana de profesores y estudiantes, distorsionando y confundiendo el sentido de sus acciones en este tiempo.  Usted se equivoca cuando pretende hacer esto; o sea, hace Black-Out.

Aquí no hay estudiantes, profesores, ni trabajadores con gríngolas; no hay un miembro de esta comunidad que haya hablado de “situación normal”, ni de clases “normalitas”, no.  Porque el propósito concertado ha sido desplegar esfuerzos para restablecer un nivel de actividad posible, que permita mantener vivo este escenario de lucha, tan importante como la calle –conscientes de que se trata de una suerte de contingencia latente-, y crear las posibilidades de mantener espacios de reflexión, de intercambio, de contrastación de posturas, de  concertación de acciones y de respeto a la diversificación de las mismas; y de aprendizajes de otras cosas propias de la disciplina. En este discurrir interno es donde se fortalecen las actitudes, el pensamiento, los argumentos y la razón para actuar sin flaquezas y con la dignidad del ser universitario en el escenario de la academia; pero también, en otros que forman parte de nuestro complejo ejercicio ciudadano, siempre agregándole el plus que la situación demanda: las asociaciones de vecinos, el entorno familiar, los colegios profesionales, las comunidades educativas, las colas en el automercado, el banco, o el teatro y otros;  porque este asunto no se resuelve solo con acciones de calle, propiamente dichas.
Estimado Profesor, amigo ¿Ud realmente cree que aquí tenemos colegas “prestados a una farsa”, como Ud. lo expresa? ¿Qué nuestros chamos del CEA y toda la organización de delegados que han creado, están “neutralizados”, al igual que el “50%” del resto de los estudiantes? (Numero, por cierto, imaginario, al igual que las colas para retiro de asignaturas en Control de Estudios). Creer lo primero es una desconsideración  con nuestros compañeros, por decir lo menos; y lo segundo,  una visión contradicha por la realidad. Yo, en cambio, estoy totalmente convencido de lo contrario; pues, por un lado, creo en mis compañeros y los respeto ante todo, Usted incluido, por supuesto. Y en lo que a los muchachos se refiere, puedo afirmar, con toda responsabilidad, que no ha habido en mucho tiempo en la FAU un grupo de estudiantes organizados más conscientes, comprometidos, con capacidad de iniciativa y activos que los dirigentes actuales. Ellos se seguirán formando como ciudadanos universitarios integrales, a pesar de las circunstancias y de nosotros mismos como profesores; porque no depende solo de nuestra intervención.

No es este un espacio para detallar la cantidad de reuniones, formales e informales, encuentros, debates, documentos elaborados individualmente por profesores y estudiantes, por grupos de profesores y por grupos de estudiantes, por instancias académicas, por el Consejo de Facultad y Consejos de otras Facultades, por nuestro COCOA, por el Consejo Universitario, por la APUCV, por la FCU. Al igual que importantes acciones y gestiones –en número y calidad- que desde diferentes entidades internas y actores, se han producido en reconocimiento, solidaridad, defensa y apoyo efectivo a los estudiantes que han asumido, con la responsabilidad de su ciudadanía universitaria, la lucha puertas afuera por un mejor país y un futuro digno, a quienes se ha violado criminalmente sus derechos humanos, por todos los organismos del Estado que deberían garantizarlos. Lo que hemos hecho nunca será suficiente. Pero  ¿No es eso una demostración fehaciente que tenemos miradas puestas hacia adentro y hacia la calle? ¿Y que ello ha sido posible porque mantenemos activa, a toda costa, la FAU y la UCV?

Profesor, amigo, cuando Ud nos pide que le pasemos por encima a su autoadjetivada “agresividad” y que no nos sintamos aludidos, está pidiendo –ni más ni menos- que hagamos un BLACK_OUT a su carta. Y cuando anuncia la realización de una marcha convocada por FAPUV y APUCV en solidaridad con los estudiantes venezolanos, expresando su deseo de que “ojalá podamos hacer ese poquito por ellos” y por alguna razón, respetable y seguramente justificada, no asiste a la misma, se está haciendo BLACK-OUT usted mismo. Yo no lo cuestiono por ello. En cambio, algunos profesores de los que Ud. considera “incorporados a esta farsa”, nos incorporamos también a la marcha; o sea, hicimos “el poquito” aludido por Ud. Por eso digo que la situación es muchísima más compleja de lo que imaginamos.

Es evidente, tal como Ud. lo asegura, que no hay “normalidad” en la UCV y la FAU. Yo supongo que en su año sabático tampoco la hay. Lo que sí hay aquí es una comunidad informada, que debate, consciente, totalmente activa con iniciativas hacia lo interno y hacia la calle. Cuyos miembros, sobre el fundamento de su propia consciencia, eligen con responsabilidad, y sin que nadie los empuje, las trincheras desde las cuales quieren desplegar su lucha por el país, por todos los venezolanos y por la Universidad, para corresponder al trascendente rol que, como institución indeleble, le ha tocado desempeñar en casi tres siglos de existencia.
Con estima y respeto
Luis Millán

PD: No pretendo establecer una diatriba sobre estos temas con Ud. Solo, motus propio, estoy ejerciendo mi derecho a réplica como miembro de la comunidad académica de la FAU


Prof. Luis Millán

Coordinación Central del SEDUCV
División de EaD de la Facultad de Arquitectura de la UCV


BLACK-OUT en la FAU. Prof. Juan José Pérez Rancel


Cuando desde el 11 de abril de 2002 las televisoras venezolanas pusieron comiquitas para ocultar la masacre que el gobierno cometía contra la población desarmada, quisieron aparentar normalidad escondiendo “lo anormal”, quisieron tapar la realidad mostrando la fantasía, pretendían bloquear la información sobre la masacre en curso, distrayendo a los televidentes, a quienes siempre han considerado incapaces de juicio propio. Se conoció como “el black-out” informativo.

Cuando desde el 12 de febrero de 2014, ya francamente hegemónico el régimen propagandístico chavista, se activó su aparato de dominio para desinformar la verdad de lo que protagonizaban los estudiantes universitarios venezolanos en las calles de nuestras capitales, las pantallas televisivas gobierneras o autocensuradas, las infinitas emisoras de radio pro-oficialistas o con funciones distractivas, las redes sociales difusoras de la propaganda del régimen, bloquean la información, neutralizan la realidad, tergiversan las evidencias, mienten cínicamente, igual que entonces, pero ahora oficialmente.

En ambos casos el afán de esos mediocres que se autodefinen “revolucionarios” es negar la realidad, esconder la verdad, aparentar normalidad, simular tranquilidad, hacer una “paz” a la fuerza, actuar como si nada. Puro “black-out”. Puede salir el idiota de Maduro con un bate en la mano para aparentar que es pueblo, sin saber batear, o puede el inepto que hace las veces de ministro del interior, inventar un libreto de novelucha policial, sin dar una prueba, pura fantasía. Pueden anunciarse las mismas obras varias veces, sin que terminen de construirse, o pueden mostrarse fotos de anaqueles repletos, sin decir en dónde y cuándo. Un tinglado de mentiras y trampas. Un escenario para crédulos, un mensaje para autoconvencerse ellos mismos y para engañar a los desinformados y a los desprevenidos.

Incapaces de imaginar que gente como los universitarios puede tener criterio y sabe leer entrelíneas, el régimen y sus agentes estudiantiles y profesorales dentro de las universidades supusieron que reiniciando las actividades académicas se acabarían “las protestas”. “Black-out”. Craso error, pues no han desaparecido las razones para protestar. Craso error, pues la mitad de la población estudiantil es la que eventualmente asiste, a unas aulas recortadas, disminuidas, perplejas de sí  mismas, estupefactas ante tanta indignidad. Porque es indigno volver “a clases”, cuando faltan los otros compañeros, los que han sido secuestrados por el régimen, los que continúan asistiendo en las calles a las lecciones que ellos mismos están dando a la sociedad.

¿Cuál normalidad se quiere aparentar con la “vuelta a clases”? ¿Es normal ir a clases sabiendo que el gobierno chavista mató a la mayor parte de los 44 jóvenes asesinados por los neofascistas motorizados militarizados? ¿La normalidad es tener un ThinkThank o unas jornadas de investigación para demostrar que la FAU y las universidades, pueden seguir produciendo tranquilamente conocimientos a pesar del estrangulamiento financiero al que hemos estado sometidos desde 1983 (Ley de Homologación) por los sucesivos ministerios? Black-Out.

Una jovencita, casi casi una quinceañera que cursa Diseño III, respondió a mi asombro de verlos asistir silenciosos a las “clases” de diseño y a las otras, diciéndome: “nosotros hablamos entre nosotros y con los profesores, pero nadie hace nada, no pasa nada…” Y muchos de los profesores incorporados a esta farsa, sólo “dan clases” bajo este tiroteo. Algunos dedican unos minutos a “plantear el problema” o a “hablar de las protestas”, para luego retomar el hilo de los programas y ver cómo se salva el semestre. Misión cumplida: el chavismo logró su objetivo de neutralizar al CEA y al 50% de los estudiantes de Arquitectura. Seguridad en las puertas y en los estacionamientos, mientras la otra mitad de los estudiantes enfrentan afuera los perdigones, la violencia y humillaciones de los robocops y malandros parapoliciales. Horarios seguros, para no tener que escuchar las detonaciones ni respirar el gas. Organización para salir en grupos después de diseño, por el peligro de la oscuridad, de las sombras ¡¡ vaya manera de vencer las sombras !!

Mientras tanto, otros hacen largas colas, pero no para comprar harina ni aceite, sino para pedir en control de estudios el retiro de las materias o para solicitar las notas certificadas en secretaría UCV, pensando en un futuro que aquí está postergado.

Bajo las condiciones actuales, de violencia desbordada del gobierno en contra de las universidades y sus estudiantes, es ya ficción imaginar que pueden complementarse las “clases” con actividades de “concientización”, agitación o incorporación. Esta normalidad de la FAU, entristece, indigna, asombra, desmerita la herencia rebelde que Arquitectura se construyó en otros tiempos. Esta “vuelta a las aulas” es una máscara, una treta, una emboscada, una trampa caza ilusos.

La UCV no está normal. Es falso que la UCV puede seguir funcionando con cuentagotas presupuestario. Es un empeño ilógico trabajar o estudiar bajo estas condiciones, las financieras y las académicas, las de inseguridad y las de violencia interna y externa al campus. El semestre no existe más, los calendarios son relativos, eternamente reconducidos, efímeros. Preguntémonos cuál debe ser el perfil de los estudiantes ante esta debacle de país, revisando el currículo bajo estas condiciones.

¿Serán universitarios integrales los arquitectos que se gradúen a pesar de que sus compañeros quedaron presos o rayados por expedientes inconstitucionales? ¿Cómo podrán saludar a sus compañeros en el futuro, cuando les pregunten en dónde estaban cuando cerraban las cicatrices de sus torturas? ¿Será arquitectónico hacer abstracción del contexto, del espacio, del tiempo, del momento histórico? ¿Podrán los profesores de la FAU “dar clases” asépticamente, con gríngolas y tapones, bajo estas circunstancias? ¿Cuál es la validez de un proceso de aprendizaje, forzado en medio de este desmoronamiento del país? ¿Dónde queda el rol integral del profesor, según el Reglamento del Personal Docente, que lo compromete con los Valores más allá de la transmisión de conocimientos o métodos?

No era posible prever cuando comenzó mi Año Sabático, que cinco días después moriría Bassil DaCosta. Lamento no haber tenido oferta docente este semestre. Pero estar de sabático no implica aislarse de aquel Reglamento que aquí invoco. Pido a los colegas profesores que perdonen la agresividad que puedan sentir en este escrito y que no se den por aludidos, pues sé que algunos de ustedes han hecho lo que consideran correcto.

Este texto va dedicado a los estudiantes de arquitectura David Acuña, Emilio Fernández y Carlos Borges, cuyos ejercicios de diseño se fueron dentro de las computadoras que les robaron los policías al allanar sus casas. Y a su comprometido profesor Gianni Napolitano, así como a los estudiantes de arquitectura que han sido detenidos, torturados, fichados, vejados. A los que han estado presentes en cualquiera de las múltiples maneras de estarlo.

Esta semana habrá una marcha convocada por la FAPUV y la APUCV en solidaridad con los estudiantes venezolanos en esta hora aciaga. Ojalá podamos hacer ese poquito por ellos. Ojalá que se sientan apoyados por sus profesores y por sus compañeros que están yendo a las aulas: podrán asistir como si fuese una actividad extra-cátedra de todas las asignaturas del pensum: es una actividad por la dignidad universitaria. No hay “normalidad”, el chavismo también la asesinó.


Prof. Juan José Pérez Rancel
Sector Historia y Crítica
EACRV / FAU / UCV
19 de mayo de 2014


viernes, 23 de mayo de 2014

¿Dónde quedaron los derechos democráticos? Alberto Lovera

Desde que se desató la presente ofensiva represiva en contra de las protestas estudiantiles y ciudadanas uno tiene la percepción de que nos han estado engañando sobre la nueva óptica que se le imparte a los cuerpos represivos. Se nos dijo, y uno lo tomaba comouna buena y esperanzadora noticia, que los principios de actuación del Estado para disuadir y reprimir estarían apegados a la garantía de los derechos humanos establecidos en nuestra Constitución. 




No es que el comportamiento represivo del gobierno haya sido impoluto en el pasado reciente, muchos eventos desdecían el discurso oficial en pasadas jornadas de protestas sucedidas en diferentes momentos desde que se instaló en el poder el nuevo elenco político, pero había la esperanza (lo último que se pierde) deque habría una rectificación a fondo sobre nuevas bases. 

Mucha crítica y condena a comportamientos claramente censurables durante la época de la república civil no han estado acompañadas con una nueva óptica capaz de conciliar el ejercicio de las libertades democráticas con una acción estatal respetuosa de los derechos humanos. 

De lo que hemos sido testigos en los últimos meses en términos de represión desmedida y atropello a los más elementales derechos constitucionales, deja muy mal parada la supuesta nueva óptica respetuosa de los derechos humanos ante el legítimo ejercicio de la protesta ciudadana. 

El inventario es aterrador: violenta represión a manifestaciones pacíficas, uso de grupos paramilitares como fuerzas de choque contra manifestantes que acompañan las acciones de los organismos represivos, detenciones arbitrarias; irrupción en centros de salud para detener manifestantes; violación de los preceptos de la LOPNA en el caso de menores de edad; allanamientos sin órdenes judiciales; detenciones, juicios sumarios, utilización de regímenes de presentación en los tribunales yencarcelamiento de dudosa legalidad; tratos crueles y torturas a detenidos; interpretaciones jurídicas espurias de los derechos constitucionales para satanizar las protestas, convertidas todas ellas, incluso las más pacíficas y cívicas, en actos sediciosos aunquesus reclamos y demandas estén en el marco constitucional; anulación aún más intensa de la separación de poderes públicos, apareciendo todos ellos en connivencia con la cúpula del poder, cuya única preocupación parece ser prolongar un mandato empeñado en confundir sus intereses mezquinos, pero incapaz de trabajar para toda la ciudadanía, que sufre los desatinos de su política económica y social que castiga la vida cotidiana de losvenezolanos, sordo al reclamo de una rectificación a fondo y lanecesidad de un clima de reconciliación nacional. 

Si los partidarios de este nuevo elenco en el poder soñaron con una nueva agenda para el manejo de los asuntos públicos y un ejercicio pleno de los derechos democráticos, la forma en que está actuandola cúpula del poder no dejará un legado sino los despojos de una estafa política que en nombre de nobles ideales lo único que le parece interesarle es cómo prolongar los privilegios de unos enchufados que medran para ellos mismos, pero dejando al pueblocomo el gran ausente de un horizonte de progreso que sigue pendiente. 

martes, 20 de mayo de 2014

Marías: Sairam en el espejo. por @rricardorios1


El palindrómico título es mi particular manera de personalizar la destacada participación de las estudiantes universitarias en las recientes jornadas de lucha.

 Sairam -Marías al revés- Rivas presidenta del Centro de Estudiantes de la Escuela de Trabajo Social (CEETS) de la UCV, fue detenida por las tropas del general  Rodríguez Torres en la obra suprema de la malignidad planificada del Ministro: el allanamiento que con nocturnidad perpetró los campamentos de nuestros indignados juveniles.

Sairam, junto con  242 jóvenes más,  fue detenida en medio de un operativo que representó un compendio de arbitrariedades, que solo esa modelo de la estatua de la justicia que dirige la FGR no ve, tal vez porque el pañuelo que le tapa los ojos es rojo.

Sembraron evidencias de todo tipo para inculparlos: drogas en cantidades menos que insignificantes para esa cantidad de jóvenes, una pistola y unos dólares nuevecitos fueron el temible arsenal incautado; subliminal forma cruel del Ministro de decir que a Maduro se le tumba con poca cosa. Fue una acusación colectiva, la droga no pertenece a nadie ni la pistola tampoco, después de reseñados soltaron a muchos de esos jóvenes, empezando por los  menores; pero a Sairam la dejaron presa.

Una fina operación le permitió, a lo que a falta de mejores términos llamamos  justicia,  encontrar causas para dejar a Sairam detenida y sin visitas.  Yo sé una porque soy cómplice. Cuando era director de OBE-UCV se me acercó esa niña, de 17 años entonces,  para preguntarme por las providencias estudiantiles, desconocía el término, porque ella iba a sacar a la banda de Kevin Ávila del CEETS.  Me impresionó su arrojo porque confesó que le daba miedo. No dudo que Sairam está presa por eso porque, más que un gobierno, esto es un colectivo de vengativos. 
El pasado 14-05-14 detuvieron a 105 muchachos en una marcha de pacífica para aburrida, soltando a las mujeres y a los menores  después de la consabida ración de sevicia y odio de la GNB. Este uso adaptativo de las leyes ha estado presente en todas las salvajes acciones contra el ejercicio del legítimo derecho a la protesta de la población, está claro que quieren asustar, amedrentar. Ninguna de las liberadas les mostró miedo y si mucho coraje, las Marías en el espejo de Sairam.  No hay cárcel para tanta gente. “Nuestros sueños no caben en sus celdas” rezaba una pancarta ese día.  Sairam, desde el SEBIN, nos manda mensajes por las rendijas de la prisión: que continuemos la lucha y le mandemos libros.  “Estudiar y luchar y la patria liberar” me llegó a la cabeza inmediatamente. 

Toda acción reclama reflexión, no se le puede seguir sirviendo la vanguardia del movimiento estudiantil en bandeja de plata a la represión, hay que conectarse más con los obreros que hacían cola para comprar aceite a dos cuadras de la redada. El gobierno muestra sus miedos al reprimir. Le temen a que María, bondad y valor, esté de nuestro lado. Dios te salve, María. LIBEREN A SAIRAM.


@rricardorios1


lunes, 12 de mayo de 2014

RECHAZO A LA AGRESIÓN A LA PROTESTA ESTUDIANTIL


Como integrantes de la comunidad académica de la UCV, deseamos manifestar nuestro rechazo a la injusta, desmedida e inconstitucional respuesta que el gobierno nacional ha dado a las protestas encabezadas por el movimiento estudiantil. La respuesta a las acciones de los estudiantes ha movilizado a policías, guardias nacionales, cuerpos de inteligencia del Estado, fiscales y jueces, todos puestos al servicio de la represión.


Caso extremo de esta conducta represiva, ha sido el desmantelamiento de los campamentos estudiantiles, sin duda alguna una forma pacífica de protesta, asaltados al amparo de la madrugada por un verdadero ejército armado para la ejecución de esta “valiente” operación. No merecen ningún comentario las insólitas denuncias presentadas por el Ministro de Interior y Justicia, después de esta “exitosa” batalla.  

Como se puede ver, es todo el aparato del Estado en ejercicio del más abierto autoritarismo, con el intencionado esfuerzo por sacar de la protesta pública a toda una generación, ya que además de aumentar cada día el número de jóvenes detenidos, dejan a los otros bajo un régimen de presentación que los excluye automáticamente del ejercicio ciudadano de la protesta, hasta que sea sobreseído el caso respectivo.

Mientras, se proclama demagógicamente un "gobierno de calle estudiantil" y se estimula la formación de "patriotas cooperantes" (en realidad, infiltrados y soplones), enrareciendo aún más las relaciones sociales y el comportamiento ético en el país.

Una patria se cuida con la atención, la educación, el bienestar físico y mental de sus jóvenes. Una patria se defiende con la formación, el ejercicio del libre pensamiento, las convicciones y la mística de sus jóvenes. Una patria progresa cuando se abren oportunidades para el crecimiento y desarrollo personal y profesional de las nuevas generaciones.

Por todas estas razones, sumamos nuestras voces a las que hoy exigen la libertad de los estudiantes de la UCV: Sairam Rivas, en cuyo caso estamos en presencia de una clara retaliación política, ya que no le perdonan haber derrotado a los violentos representantes del gobierno en su propio enclave de la Escuela de Trabajo Social, Manuel Cotiz, Chistian Gil, Dioris Albarrán, Abril Tovar, Gerardo Carrero, Gerardo Resplandor, Nixon Leal, Anderson Briceño, Carlos Pérez y Ángel Contreras.

Como ciudadanos venezolanos,  le exigimos al Gobierno Nacional el más estricto cumplimiento de los derechos fundamentales contenidos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela: el derecho a la protesta, los derechos humanos consagrados en la Carta de las Naciones Unidas,  de la cual  Venezuela es signataria, así como el cese inmediato de la represión y la libertad plena de todos los estudiantes detenidos.

Sirvan los datos aportados por el Foro Penal Venezolano para hacernos una mejor idea de las dimensiones cuantitativas de la represión:

·   Libertad con medidas cautelares:1532 (84 Menores de edad)
·   Por verificar: 444 (15 Menores de edad)
·   Libertad plena: 399 (48 Menores de edad)
·   Libertad sin presentación: 171 (12 Menores de edad)
·   Privados de libertad: 161 (7 Menores de edad)
·   Retenidos: 156 (14 Menores de edad)
·   Total: 2863 (180 Menores de edad)